Seguro que ya has oído hablar o has leído sobre la idea de emprender con propósito.

¿Y qué es eso? Te puedes estar preguntando.

Emprender seguro que ya sabes lo que es. Emprender es iniciar algo nuevo para ti.

En este artículo me centraré en emprender un negocio. No un negocio más que se ocupa únicamente de ganar dinero.

Sino de un negocio que genera riqueza y lo hace gracias a tener claro su propósito.

¿Y qué es el propósito de un negocio? El propósito es la razón permanente de existir del negocio o empresa.

El porqué que cada día guía las decisiones y el desde dónde se toma acción.

Si no tienes claro el propósito de tu negocio llegará un momento en el que solo tomarás decisiones basándote en el corto plazo y la rentabilidad económica.

Y sí, no lo niego, la rentabilidad económica es muy importante, pero también lo es el propósito de la empresa.

¿A qué nueva visión o paradigma quieres contribuir con tu negocio? Saberlo te otorga poder y facilidad para la manifestación de los objetivos.

Emprender con propósito es escuchar a tu corazón y hacer que tu negocio tenga un latido que cada día le mantiene vivo y en proceso constante de crecimiento.

Ojo, aquí crecimiento no hace solo referencia a la parte económica, si no también a las relaciones, la conciencia y el amor que expresas a través de tu negocio.

 

1. Cómo encuentro el propósito de mi negocio

 

Para mí, todo empieza en un pilar fundamental: conócete a ti mismo y conecta con aquello que tu alma viene a aprender, compartir y expresar.

Si aún no lo sabes no te impacientes y no des permiso a tu ego para que te mantenga bloqueada. Simplemente mira hacia dentro, escucha con paciencia y hazte preguntas.

Porque si hay algo que me mueve cada día es contribuir a que las personas que tienen negocios y generan riqueza tengan una mentalidad de abundancia y unión.

Atrás quedan los negocios tradicionales anclados en la competencia, el conflicto y el consumo desmedido. Negocios con una mentalidad de escasez.

Ahora es momento de los negocios conscientes y con alma. Los negocios que son el resultado de emprender con propósito. Un propósito que habita en el corazón.

 

Estos nuevos negocios están centrados en la contribución, la colaboración y la creatividad. Nacen el corazón y una mentalidad de abundancia. Clic para tuitear

 

Estos nuevos negocios son guiados por la esencia y toman acciones enfocadas e inspiradas.

 

2. ¿Es posible para todos los dueños de negocio emprender con propósito?

 

No solo no es posible sino que todo proyecto encierra la semilla del propósito que le guiará.

Ese propósito se descubre en tus historias del pasado. En la mirada sincera y honesta de tu interior.

Se nos han facilitado ejercicios y dinámicas que nos permiten conectar con ese propósito y hacer que sea la fuerza que cada día guía las acciones y la misión que como negocio tienes.

Todo negocio, ya existente, incipiente o solo como idea, encierra la semilla del propósito.

El resultado depende desde dónde realizas decisiones. ¿Desde tu yo inferior o tu yo superior?

¿Qué ocurre entonces Bea, por qué mi negocio no prospera si tengo un propósito? Te puedes estar preguntando.

He iniciado el negocio con un propósito más o menos claro, sin embargo los resultados no llegan.

La clave siempre está en que nuestro yo inferior tiene mucho poder y tumba a nuestro Yo superior. Olvidándose de la fé y el aprendizaje constante de lo que está sucediendo en este momento.

Recuerda que nos encontramos en unos tiempos en los que emprender es un camino de autoconocimiento y aplicación de las habilidades necesarias para ejecutarlo.

En la ponencia que ofreceré esta año en Poderosas 2020 vamos a descubrir este propósito y cómo conectar más profundamente si ya lo conoces.

Es una oportunidad única de desarrollar juntas, hombro con hombro, la conexión con una fuerza invisible aunque poderosa que te lleva no al éxito de tu negocio, sino al éxito de tu alma en su viaje por esta vida.

¿Nos vemos en Poderosas 2020?

Dime en comentarios cuál es tu opinión respecto a lo que te he contado y si sientes que el propósito es clave para emprende