Seleccionar página

Cuando decidimos hacer un cambio de vida y apostar por nuestros sueños más recónditos guardados desde niñas (para algunas es así), nos llenamos de ilusiones y nos imaginamos conquistando el mundo.

Al principio, vamos por el camino con las pilas puestas y la cara feliz.

Pero… llega ese instante en que nos embarga un miedo infinito a seguir creciendo.

¡El miedo al éxito!

¿Qué pasó con aquello que queríamos pues demostrarnos?

¡Vaya contradicción!

 

1. ¿Por qué sentimos miedo al éxito?

 

Según Martina Horner, las mujeres somos más propensas a sentir temor al éxito porque no queremos ser rechazadas y por eso nos autosaboteamos.

Es más fácil ponernos excusas para no dar el salto de fe que necesitamos que asumir la decisión de pasar al siguiente nivel.

Hay que tener en cuenta qué es el éxito para cada una porque contrario a lo que dicen los diccionarios, nosotras emprendemos con un objetivo que no es el mismo para todas.

Éxito se define de manera estándar como el resultado feliz y satisfactorio de un asunto, negocio o actuación.

¿Resultado feliz y satisfactorio? Se supone que ya somos felices haciendo lo que nos encanta.

Hay mujeres cuyo éxito es estar presente para sus hijos y ser la mejor mamá.

Para otras es viajar por el mundo sin fecha de regreso.

Y para mí es ser feliz a cada instante, sin importar lo que pase afuera de mí, agradecida con los regalos que el universo me provee día a día con la oportunidad hermosa para ayudar a muchas mujeres a transformar su vida.

El problema es cuando nos ponemos trabas para lograr el éxito que queremos.

Así que ideamos escenarios terroríficos para reforzar la idea de por qué quedarnos cómodas donde estamos.

 

2. ¿Cómo saber si tienes temor al éxito o al fracaso?

 

La mejor manera de conocer si estás experimentando este temor es observar si te pasan cosas como estas:

  • Te sientes incómoda logrando aquello que tu mejor amiga no ha podido? (¿WTF!?).
  • Evitas contar tus avances para que los demás (los que nunca intentan nada) no se sientan mal.(¿En serio?).
  • Te da miedo que tu familia o conocidos se alejen porque estás obteniendo lo que ellos nunca imaginaron para sí mismos (o no quisieron pagar el precio para hacerlo realidad).
  • Pospones todo aquello que pueda generarte reconocimiento imaginándote que te irá mal o que harás el oso.

¡Tranquila! A mí también me pasó.

Al iniciar mi travesía como emprendedora me daba miedo todo: miedo a escribir como invitada en blogs de referentes que admiro, miedo a asistir a eventos presenciales potentes, miedo a presentar mi proyecto ante muchas mujeres PODEROSAS como tú a quienes podría ayudar a transformar.

Era un miedo espantoso.

¡Me estaba frenando solita!

Hoy soy consciente que tenía miedo al éxito por tonterías.

¿Crees que eso paró allí? ¡Pues no!

Afortunadamente, soy una aprendiz espiritual y descubrí cómo superarlo.

Te lo cuento.

 

3. ¿Cómo vencer el miedo al éxito y dejar de autosabotearte? Tres herramientas probadas.

 

3.1 Herramienta 1. El Autoconocimiento

Ya se que te suena trillado pero es la única manera de saber por qué tenemos miedo a triunfar.

Conociendo la causa encontramos la solución.

Es una herramienta que quieras o no debes aplicar para vencer el bloqueo que te impide crecer y ganar paz mental.

 

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio es conocerse a uno mísmo” Shakespeare.

 

¿Cómo hacerlo?

  • Escucha lo que te dices y sientes cuando vas a hacer algo que sabes que puede generar un salto gigante hacia tus metas.
  • Escríbelo en una libreta o en Evernote.
  • Pregúntate qué hay detrás de ese diálogo interno que te produce pavor a triunfar.
  • A medida que practicas este ejercicio notarás los patrones desencadenantes de tus miedos y podrás reconocerlos antes que tomen control de ti.

 

3.2 Herramienta 2. Toma acción, suelta y confía.

Nada hay más poderoso para vencer el miedo al éxito que la ACCIÓN. Te la pongo en mayúsculas para que la recuerdes todo el tiempo.

Napoleón Bonaparte decía que hay dos palancas que mueven a las personas, el miedo o el interés. Elige que aquello que amas te mueva hacia adelante siempre.

Devolverte a cinco pasos de la puerta donde te espera una gran oportunidad no es una opción.

Avanza confiada en que el universo, Dios o como le llames, te ha puesto en esa situación porque estás preparada y lo mereces.

Da gracias por el regalo que presenta en ese momento, recíbelo con amor y disfruta ese momento. Estás allí para ser tan grande como lo deseas.

El artículo “Todo lo que no sabías acerca del ho´oponopono y cómo se practica” te comparto oraciones empoderantes para que las practiques y avances confiada en que todo saldrá bien.

 

3.3 Herramienta 3. Rodéate de mujeres poderosas.

Somos el 5% de las personas con las que pasamos la mayor parte del tiempo. Si te rodeas de mujeres temerosas, con dudas o que piensan que es egoísta buscar el éxito en lo que más te gusta, terminarás igual que ellas.

Si te rodeas de mujeres que toman acción, que son superiores a sus miedos internos porque son conscientes que tienen una misión que cumplir que no admite dudas ni temores, tomarás aire para subirte en la ola más alta y volar al infinito.

La sinergía del poder femenino es más poderosa que la voz gritona de tu crítica interna porque le quita argumentos.

De esto puedo dar fe porque tengo cerca a mujeres que cada día me enriquecen, me empoderan y me animan a seguir adelante, incluso en aquellos momentos que todo parece sombrío.

Lo mejor es que esto es posible ahora mismo.

Si estás en Cali, Colombia, te invito al taller práctico para mujeres emprendedoras y poderosas que realizaremos los días 6, 7 y 8 de marzo de 2020. Es una oportunidad estupenda para reunirte con chicas exitosas que te transmitirán lo mejor de su repertorio para que de una vez por todas apuestes por tus metas y las hagas realidad.

En la era del conocimiento, las oportunidades están a la orden del día.

 

¡Súmate al taller y caminemos juntas!